noticias en imágenes

28 febrero, 2006

Un infarto canino

Una mujer ha interpuesto una demanda contra una peluquería canina de la ciudad de La Plata (Argentina) porque su perro murió de un infarto mientras le cortaban el pelo. El can se llamaba Bruno, tenía cinco años y no pudo resistir el estrés del corte del pelo. Ahora, la justicia decidirá la pena que le puede caer al peluquero: podría ser castigado con una pena de entre 15 días y un año de prisión.

Fuente: diario Que!, miércoles 11 de enero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo